UNA MERIENDA DE ABUELAS Y TODAS LAS COSAS VUELAN

Posted on Dic 12, 2014 Tagged:

Una-meridnda-de-abuelas
Texto Ángel Muro & Ilustraciones Belén Lucas
Tinta
Editorial Mensajero, Bilbao 1991

Esta planta que aquí ves
la ha comprado Doña Inés
en una tienda de flores
con muchísimos colores.
Doña Inés está contenta
y una tarta nueva inventa
con nata, bizcocho y ciruelas
para todas las abuelas.
Ha llamado a sus amigas
que vienen llenas de intriga.
“¡No es para tomarlo a risa
que llame con tanta prisa!”.
El duende Pimpalenchío
se ríe con mucho brío,
y dice en medio de un guiño:
“¡Que vengan todos los niños,
que han salido de la escuela,
para ver a las abuelas!”.
Y aunque tú no te lo creas,
niños de toda la aldea
y de todos los tamaños
hay hasta por los peldaños.
Ven la escena, ríen mucho
y se ponen cucuruchos
y bailan entre las cosas
que vuelan cual mariposas.
Atrapan las pastas vanas
que se van por las ventanas,
y cogen pastel de un plato
que planea como un pato,
y sienten mucha emoción
viendo en esta habitación
cómo vuela la merienda,
las abuelas reverendas,
mesas, sillas, servilletas,
porcelanas y banquetas…